Dios es lo infinitamente cercano y lo infinitamente lejano; de Él no debe hablarse come si estuviese a mediana distancia.